La digitalización de las empresas

In Novedades by Skullbag

La propagación de la pandemia de coronavirus desde la primavera de 2020 ha devastado la economía mundial y ha dejado a muchas empresas en China y en todo el mundo enfrentando enormes desafíos. Sin embargo, las empresas que adoptaron una estrategia digital adecuada en respuesta a la crisis logran reducir su exposición y, además, aprovechar las oportunidades que presentan las condiciones especiales derivadas del COVID-19.

El comercio online en auge

Para controlar la propagación del coronavirus, los gobiernos de todo el mundo han impuesto bloqueos y estrictas restricciones de distanciamiento social, lo que a su vez ha tenido un fuerte impacto en industrias como la aviación, las compras, la restauración y el ocio.

Sin embargo, el comercio electrónico, los juegos en línea, la telemedicina, la educación en línea y los servicios de tecnología de la información (TI) que respaldan el teletrabajo han aumentado de manera exponencial. Incluso en los sectores que tradicionalmente se basan en modelos «tradicionales» para ofrecer servicios, muchas empresas se han desplazado a los canales online, utilizando formas innovadoras de proporcionar productos y servicios e interactuando con sus clientes.

La transformación de las pymes

En general, las pequeñas y medianas empresas (PYME) van a la zaga de las grandes empresas en materia de digitalización. Las pymes están siendo las más afectadas por la pandemia, porque tienden a depender en gran medida de un pequeño número de proveedores y clientes y no tienen las reservas de capital y el apoyo financiero que tienen las grandes empresas.

Las estadísticas han demostrado que existe una conexión clara entre la transformación digital y el crecimiento de los ingresos. Al aprovechar tecnologías modernas como el big data, nube, inteligencia artificial, análisis de datos… las pymes podrán reducir los costos operativos, optimizar el proceso de fabricación, ofrecer mejores servicios al cliente y destapar su máximo potencial.

¿Y qué conclusión sacamos de todo esto?

No cabe duda de que el coronavirus ha acelerado el proceso de transformación digital. Con la flexibilización de los bloqueos en España y muchos otros países, se anticipa que la digitalización ganará un impulso de crecimiento adicional en el mundo posterior al COVID-19. Recomendamos a las empresas que aprovechen las oportunidades que surgen de la nueva ola de digitalización.